Un día, paseando por la bonita ciudad de Ciutadella en Menorca, descubrí un hotelito encantador del cual me enamoré. Se trata del Hotel Tres Sants, situado en pleno casco histórico, muy cerquita de la catedral en una de las calles con más encanto.

Es una antigua casa señorial rehabilitada, respetando al máximo su estructura inicial arquitectónica  tradicional de piedra y  los elementos típicos menorquines. 

 

 

 

 

El Hotel Tres Sants cuenta con 8 habitaciones, cada una de ellas con un ambiente, decoración única y  su propia personalidad.

Cada habitación está dedicada a un Santo, Santa o Virgen relacionado con Ciutadella: Santa ClaraSan AgustínSan Francisco, San José , San Sebastián, San Cristóbal, . San Juan, el bautista, al que dedican sus fantásticas fiestas.  La Virgen del Carme, patrona de los marineros y por tanto de la mayoría de vecinos del barrio durante siglos. Cada una con su propio encanto, decoradas con mucho gusto y captando la magia del estilo menorquín.

Las habitaciones están climatizadas, con aire acondicionado en verano y calefacción en invierno, ya que está abierto todo el año. Disponen de caja fuerte, mini-bar, televisor, reproductor de CD, DVD, compatible con MP3, MP4, Ipod, Ipad… evidentemente hay WI-FI gratuito disponible en todas las dependencias del hotel. Su precio medio para 2 personas con desayuno, ronda entre unos 100€ a  300€ , dependiendo de la temporada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde la terraza se puede disfrutar de unas vistas inmejorables de la ciudad, de la catedral y de la bahía de Ciutadella. Y puedes relajarte leyendo un libro cogido de su propia biblioteca especializada en arte que tiene el hotel a tu disposición.

Me gustó mucho el comedor,  con un sinfín de productos de la tierra y de calidad .

Hotel tres sants

 

 

 

 

 Y además este Hotelito tiene en su interior, una preciosa  piscina climatizada donde puedes relajarte en cualquier momento.

 

 

 

 

Me quedé prendada de este hotelito pequeño y familiar donde sus dueños te atienden muy amablemente en todo lo que necesites, haciéndote sentir como en tu propia casa.  Actualmente es un hotel que pertenece a un pequeña cadena hotelera de la que  forman parte tres bonitos hoteles mas en la misma ciudad y una increible cafetería llamada Ánima, la cual esta escondida en una callejuela del casco antiguo y como parte adherida al Hotel Tres Sants. Ànima ofrece una cuidada selección de tés e infusiones, acompañada de un exquisito surtido casero de repostería y pastelería elaborado solo con productos locales y ecológicos.